Acerca de joaquinsarrosilva

I'm me.

Concurso de dibujo

Nos han remitido y solicitado la difusión de esta información por parte del Centro de Información Cartográfica y Territorial de Extremadura, (CICTEX).

“Desde el Centro de Información Cartográfica y Territorial de Extremadura, hemos preparado un concurso de dibujo para que los jóvenes/niños nos muestren, con su imaginación, su barrio, su municipio, su paraje o lugar de Extremadura preferido o Extremadura entera, a través de un mapa o plano.
Los ganadores del concurso recibirán material de la IDE Didáctica y sus dibujos aparecerán en el calendario de la IDEEX del 2019.
Toda la información se puede obtener en: http://www.ideex.es/Geoportal/pages/concursodibujo

Aprovechamos para daros a conocer el geoportal de la IDE Didáctica de Extremadura : http://www.ideex.es/idedidactica/ en donde los jóvenes/niños pueden encontrar juegos y mapas con información variada de nuestra Comunidad Autónoma y por supuesto para recibir todas los comentarios/mejoras que estiméis oportuno trasladarnos.

Muchas gracias, saludos”

Os rogaría que si fuese posible les trasladéis a vuestros compañeros y compañeras docentes vinculados con este área la información por si es de su interés.

Muchas gracias de antemano y un saludo

Anuncios

Aniversario de la concesión de la Medalla de Oro de Navalmoral de la Mata a Cristian Brasero Alejo

cristianbraseroalejo

El 18 de abril de 2001, el entonces presidente de la Junta de Extremadura, Don Juan Carlos Rodríguez Ibarra, impone la Medalla de Oro de Navalmoral de la Mata al niño Cristian Brasero Alejo, por haber salvado la vida a un niño poniendo en peligro la suya propia. También se le impone la Medalla de Bronce al Mérito de la Seguridad Vial con distintivo rojo, ante la alcaldesa Doña Salud Recio Romero y numerosas autoridades.

DON JENARO CAJAL DE GORBEA

cajal

 

DON JENARO CAJAL DE GORBEA
El salmantino que consagró su vida a la Fundación Concha y Navalmoral de la Mata
(Por Domingo Quijada González)

Dada su larga estancia en Navalmoral, así como la imponente labor llevada a cabo en esta localidad, sería imposible resumir en pocas líneas una completa biografía sobre este salmantino de nacimiento, pero moralo de vivencia y corazón; que durante casi 60 años sembró aquí profusamente semillas de beneficencia, educación, cultura y libertad.


Al margen de fructífera y valiosa, la obra de don Jenaro (con “J”, porque procede del latín “Jano”, uno de sus dioses) en Navalmoral será muy complicada, dada la difícil época que le tocó desempeñar su misión –Monarquía de Alfonso XIII, Dictadura de Primo de Rivera, 2ª República, Guerra Civil y Postguerra– y la delicada situación en que se hallaba, sorteando a menudo sus deseos personales u obligaciones profesionales con los factores políticos o los ideales particulares de los patronos y de la sociedad del momento…

Tras iniciar los estudios en el Seminario de Salamanca, los abandona y entra a trabajar en el periódico “El Adelanto” de Salamanca, como redactor cultural. A la vez que cursa la carrera de Magisterio, que culmina en un solo año.

Conoce y contrae matrimonio en 1914 con una excelente mujer, maestra, madre y esposa: Mª Cruz Mathías González (salmantina también).

Por cuestiones docentes tienen que separarse cuatro años, marchando nuestro protagonista a ejercer como profesor de Latín en el instituto de Puertollano. Mientras doña Cruz y sus hijos son destinados a Guijo de Ávila (Salamanca), cerca de Guijuelo.

Y así permanecen hasta 1922. Fecha en que es elegido como maestro y director de las Escuelas y Biblioteca Concha de Navalmoral. Mari Cruz pide la excedencia por diez años y durante esa década serán los responsables (con otras) de tan bienhechora Fundación.

En ese mismo año 1922, ya bajo la dirección de don Jenaro y siendo patronos de la Fundación Concha la familia González Serrano, culminan la compra de un solar en las “Eras de Arriba”, zona del Cerro o del Rollo, con la finalidad de edificar un nuevo Grupo Escolar de párvulos, que se construye en 1925 e inaugura al año siguiente.

El 14 de Abril de 1931 se proclama la 2ª República española. Y, fiel a sus ideales liberales y republicanos (pero moderados); tal vez influido por uno de los mayores representantes del “clientelismo político” como fue José Giral (“moralo consorte” y patrón de la Fundación Concha), se afilia a “Alianza Republicana” (primero) e “Izquierda Republicana” (1934, el partido de Azaña y Giral). Pero él no interviene en ningún acto político y será querido y respetado por todos los moralos, volcado en sus deberes educativos y culturales.

En esa época, el estado de la Fundación Concha era envidiable: seis docentes, cinco aulas de párvulos (a las que asisten 230 niños/as, de 3 a 6 años), otra de adultos (con 35 alumnos) y una biblioteca (abierta 5 horas diarias, con más de 4.000 volúmenes de todo tipo (sin contar las revistas de temática muy variada). Todos los servicios eran públicos y gratuitos.

Pero en el verano de 1932 se complica la situación familiar, ya que finaliza la excedencia de doña Cruz y es destinada a Villamanta (Madrid), con sus hijos. Mientras, don Jenaro continúa su labor en Navalmoral, pasando el poco tiempo libre que tenía en el “Centro Moralo”, entidad en la que desempeñaba la secretaría.

Pero las esperanzas se desvanecen y la crisis obrera, económica, política y social es alarmante. La República no pudo –o supo– solucionar los graves problemas del momento, el país se fragmenta y la Guerra Civil será inevitable, acabando –por el momento– con la actividad pedagógica y fraternal que caracterizó a la Fundación.

Y, como tantos millones de españoles, la familia Cajal-Mathías no se pudo librar de la tragedia, ya que Dª Mª Cruz y don Jenaro son expedientados y suspendidos del cargo: éste permanecerá encarcelado en Cáceres un año, hasta que se demuestra que no había cargos contra él, dos hijos del matrimonio mueren en Navalcarnero por las bombas de la aviación republicana (…), el hambre, la miseria…

Pero, tras la “tempestad llega la calma”. Vuelven a reunirse todos en Navalcarnero, donde regentan una fonda-casa de comidas para sobrevivir. Pero sólo brevemente, porque en 1939 la familia vuelve a disgregarse (“repartidos”): Valladolid, Guijo de Ávila y Navalmoral.

Hasta 1942, cuando regresan casi todos a Navalmoral, a “su” morada de la Fundación. Aunque doña Cruz es destinada tres años a Casas de Don Antonio (Cáceres). Pero en 1945 se instala definitivamente en nuestra localidad, al lograr su plaza de maestra en propiedad en el popular Colegio de la Vía. Mientras, D. Jenaro se dedica a impartir clases particulares, preparando alumnos de Bachillerato, como hicieron otros tantos.

Respecto a las Escuelas y Biblioteca, tras sufrir el cierre, expoliación y otros avatares. En 1948 vuelven a abrir, aunque con un nuevo Patronato y Reglamento (muy diferentes del original). Beneficiando a miles de moralos y un buen número de maestras. Y recibe una gran satisfacción cuando en 1950 –en pleno franquismo– se logra instalar el busto de D. Antonio Concha en el Parque Municipal, después de tantas promesas incumplidas (desde 1926).

En 1960 se jubila don Jenaro como maestro, al cumplir los 70 años. Aunque seguiría unos años más como director, administrador y responsable de la Biblioteca. Dos años después lo hace doña Cruz, que fallece en 1971.

Sin embargo, tuvo que conocer las graves dificultades que sufrió la Fundación con la crisis agraria de los años 60 y el éxodo rural. Los arrendamientos rústicos se ven perjudicados, afectando directamente a la Fundación y al personal docente y laboral. Firman un convenio con el Estado para las aulas del Cerro en 1962, pero no para las de la Fundación.

Tras litigios y otros conflictos, los problemas se irían solventando poco a poco, culminando en 1984, cuando se firma el convenio entre la Fundación Concha y la Institución Cultural “El Brocense” (de la Diputación). En septiembre de 1989 vuelve a abrirse la Fundación. En 1991 la Biblioteca. Y el Reglamento y Patronato se democratiza.

Pero nuestro protagonista de hoy no lo llegó a conocer, ya que murió el día de Nochevieja de 1985, a los 95 años. Siendo despedido por los moralos en olor de multitudes y cariño. Tampoco llegó a ver la “Biblioteca Infantil” (1999) o el “Museo Arqueológico” (2005).

Aunque sí recibió en vida (abril de 1974, como vimos en nuestra Agenda de esta mañana) el nombramiento de “hijo adoptivo”, la Medalla de Oro de la Villa y la dedicación a su nombre de la anterior avenida de las Flores (sobre el antiguo y popular arroyo “Casas”).

GESTACIÓN, ALUMBRAMIENTO Y EVOLUCIÓN DEL HOSPITAL CAMPO ARAÑUELO DE NAVALMORAL

hospital

hospital obras

manifa hospital

ernest lluch

Por Domingo Quijada González

GESTACIÓN, ALUMBRAMIENTO Y EVOLUCIÓN DEL HOSPITAL CAMPO ARAÑUELO DE NAVALMORAL

Hoy, 8 de marzo de 2018, se cumple el 38 aniversario de que el BOE publicara la aprobación del Hospital de Navalmoral, como les pongo en mi Agenda de hoy.
Ya habíamos contado con el Hospital Moyano desde 1889, infrautilizado por falta de medios económicos municipales. Hasta que en 1925 se reconvirtió en el famoso Hospital Antipalúdico, con la impagable y olvidada labor que allí se desarrolló para erradicar la malaria, lo que culminó en los inicios de los años 60.
Esos últimos años coincide, con la apertura del Ambulatorio, que se inaugura el 24 de marzo de 1954, utilizándose por el Seguro Obligatorio de Enfermedad hasta su cierre como tal (cuando se inaugura el nuevo Centro de Salud de la Avenida de las Angustias, el 10 de abril del 2006).
A pesar de ello, a partir de entonces la atención sanitaria deja mucho que desear en Navalmoral y comarca. Para situaciones que diferían de la normalidad, había que recurrir a la medicina privada –se crea CLINASA a finales de los años 60, junto a la ermita de las Angustias, y otras clínicas anteriores más pequeñas– o acudir a la capital (de España y provincial).
Tendrían que inaugurarse las Residencias Sanitarias de Talavera y Plasencia (ambas en 1975, en plena transición política) para que recordáramos lo que habíamos perdido y aflorara la demanda de tan deseado como necesario centro hospitalario.
Comienzan –o se incrementan– a partir de entonces las peticiones y reivindicaciones municipales y ciudadanas, la pugna entre promesas y realidades, el pesimismo de algunos superado por la esperanza casi general, el asociacionismo y la unión cívica frente a las consignas políticas y sindicales. Se inicia la gestación…
¡Qué bellos aquellos años de la Transición…! ¡Qué modélicos y cuántos ejemplos morales nos proporcionaron, con sus luchas y sus pactos! Y esto no es Cuéntame…
Con esas armas, con la ayuda de un buen tocólogo (don Enrique Sánchez de León, extremeño y Ministro de Sanidad con Suárez, en 1977) y su equipo, la creación de una Comisión Ciudadana ese año, la aprobación del Mapa Sanitario Provincial en 1978, la donación de los terrenos por Tomás Yuste y familia (y otros que también los ofrecieron) y el apoyo del pueblo bien concienciado, el 8-III-1980 se aprueba la construcción del Hospital (como decía al principio).
El embarazo llega a su término, pero hay complicaciones antes del parto: en 1982, año en que finalizan las obras, se celebran Elecciones Generales; hay cambio de Gobierno (entra el PSOE) y en la política sanitaria, pues se pretende ahora potenciar los hospitales existentes, frenando los comarcales. Y en 1983 votamos las Municipales, que aquí también gana la candidatura estatal socialista.
El alcalde –y algunos más, que me lo contaban con dolor– tiene el corazón partío…, entre las consignas dictadas arriba y las emanadas desde su pueblo.
El municipio se une aún más. Crean la Plataforma Prohospital y se echan a la calle el 26-XII-1983, en una Manifestación sin igual en la Historia morala y su comarca. Hasta el propio alcalde se une a ellos al final.
Llega la comadrona, “Mamá Esperanza” rompe aguas y se produce el deseado alumbramiento: el 16 de julio de 1984 abre sus puertas el Hospital de Navalmoral (posterior Hospital Campo Arañuelo). Comenzó con el servicio de Laboratorio y Consultas Externas. El 24 de septiembre ingresan los primeros enfermos de medicina interna, con lo que se produce la definitiva puesta en marcha. Y el 7 de noviembre se origina el primer parto en el Hospital, al dar a luz una mujer de Castañar en Urgencias (ya que aún no estaba abierto el servicio de Maternidad). En los próximos meses se irían abriendo los diferentes servicios, escalonadamente; y se traslada el Servicio de Urgencias desde el Ambulatorio.
Aunque habría que esperar al 8 de febrero de 1985 para que se celebre el bautizo del centro sanitario, con la inauguración oficial: en presencia del ministro de Sanidad (Ernesto Lluch, que sería vilmente asesinado por ETA el 21-XI-2000, cuando ya estaba retirado de la política), Presidente de la Junta (Rodríguez Ibarra), de la Diputación (Manuel Veiga), alcalde de Navalmoral (Javier Corominas) y otras autoridades. Con nervios y esas cosas…
Y así crecería y se haría mayor, con sus ampliaciones y cambios de personal, con situaciones más o menos anecdóticas o trascendentales que forman parte de su evolución natural en estos 33 años. Es decir, como sucede en cualquier familia normal: y más en ésta, que es tan grande…
En fin, que fue un largo y dificultoso embarazo el que quisimos y tuvimos que afrontar, pero mereció la pena intentarlo y lograrlo… Y ahí está el resultado: el Hospital Campo Arañuelo, adulto ya, apuesto y bien plantado; con sus problemas y carencias (algunas, prioritarias, que no dejaremos de reivindicar), pero no exento de muchas virtudes, porque las dificultades superadas en su gestación le hicieron –tal vez– más fuerte.

 

PROGRAMA DE INMERSIONES LINGÜÍSTICAS EN INGLÉS EN EL VERANO 2018

inglesverano2018

Convocatoria inmersiones lingüísticas (INGLÉS) verano 2018 para 6º Primaria, ESO, Bachillerato Y FP
Resolución de 8 de febrero de 2018, de la Secretaría General de Educación, por la que se convocan, durante el verano de 2018, inmersiones lingüísticas en lengua inglesa en Extremadura para el alumnado de 6º curso de Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional Básica y Formación Profesional de Grado Medio de centros sostenidos con fondos públicos de la Comunidad Autónoma de Extremadura al amparo del Programa de Inmersiones lingüísticas del alumnado de enseñanzas no universitarias obligatorias y postobligatorias de Extremadura (PILEx), cofinanciado por la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura y el Fondo Social Europeo 2014-2020, y se establecen los requisitos, criterios de prioridad y procedimiento de adjudicación de las mismas.